Los procesos de generación, transporte y distribución de electricidad están conformados por el conjunto de instalaciones que se utilizan para transformar otros tipos de energía en electricidad, y posteriormente transportarla hasta los lugares donde se consume.

Las instalaciones eléctricas tienen seis elementos principales:

- La central eléctrica
- Los transformadores, que elevan el voltaje de la energía eléctrica generada a las altas tensiones utilizadas en las líneas de transporte
- Las líneas de transporte
- Las subestaciones donde la señal baja su voltaje para adecuarse a las líneas de distribución
- Las líneas de distribución
- Los transformadores que bajan el voltaje al valor utilizado por los consumidores.

En este área se producen litigios por los supuestos daños ocasionados por la comercializadora al consumidor/fábrica por caídas de tensión, sobre-tensión, faltas, etc. Netvalue Forensic evalúa las características técnicas de las instalaciones eléctricas, y a su vez puede cuantificar económicamente los daños emergentes/lucros cesantes que se hayan producido.

© 2014 Netvalue Forensic S.L.P. | CIF: B74150749